Opinión ¿Es Importante Conocer la Asistencias de los Eventos de Lucha Libre en la Isla?

Articulo Puerto Rico

La lucha libre en Puerto Rico siempre tiene temas calientes. Ya sea el cambio de un luchador a otra empresa, un promotor jugándole sucio a sus luchadores o el bajo rendimiento de una empresa, los temas “calientes” de la Lucha Libre puertorriqueña tienden a permanecer en la escena luchística y son debatidos semanalmente.

En estos pasado meses el nuevo tema “caliente” que ha surgido en las redes sociales, es la del reporte de los medios de lucha libre – en este caso, páginas o portales de internet – sobre la asistencia en los shows de lucha libre, específicamente en el 2018.

Todo comenzó cuando Impacto Estelar reportó la asistencia del evento más grande de CWA Puerto Rico en el 2018, el cual fue CWA: Aniversario AXE en Dorado. AB Morales, editor en jefe, habría reportado que la cifra estaba sobre las 200 personas, dado a la pequeña capacidad del anfiteatro en Dorado. Personal, dentro de la propia empresa, hablaron con este para que ajustara la cifra, ya que la cifra oficial era más de 300 fanáticos. Más adelante, personal encargado de dicha tarea confirmaron que el verdadero número de personas que pagaron – gate – fue de 371 personas, lo cual finalmente fue el número publicado y ajustado.

Ante todo, esto comenzó una avalancha de debates y mensajes de luchadores sobre la controversia de la asistencia en los eventos de lucha libre.

Rodrigo García, que es una de las figuras más reconocidas de CWA, escribió sobre el asunto: “¿De cuándo acá se le tiene que estar diciendo a los fanáticos cuántas taquillas se vendieron o cuanta gente hay en los eventos?”  Poco a poco, las mismas figuras que juegan un rol en fomentar las frases: “vayan a las canchas” y “apoyen la lucha libre local” comenzaron a salir de sus casas de cristales y a opinar sobre el asunto.

Image result for Rodrigo Garcia CWA
Rodrigo García y su Malecón. Foto: CWA

La temática u opinión de estos conocedores es que, los medios no deben o no tienen que reportar la asistencia de los shows, porque esto “no le incumbe”. De hecho, el simple hecho de reportar otra cosa que no sean cosas positivas del show es “dañar la lucha libre en Puerto Rico” para muchos.

Suena simple, pero es el método de defensa de esta coalición que nunca fallan en querer imponer como se deben comportar los medios de lucha libre, además es la mejor manera de esparcir e impedir la crítica de la burbuja degradable que consume a la lucha libre Boricua. Pero ningún portal que se quiere considerar legitimo reporta sobre algún deporte o forma de arte funciona de esa manera.

El tema luego de esto no tomó vuelo y ¿Cómo podría? AB Morales no reportó más sobre la asistencia por respeto a no crear otra controversia, pero, los remantes del debate todavía resonaban en los medios. Mas aun cuando el articulo en cuestión era completamente positivo sobre el éxito de las empresas, hablando de como estas dos empresas llenaron casas al mismo tiempo con mínima exposición.

Casualmente, Michael Angelo, entrevistador de Wrestling Empire, el cual luego del evento de WWL, Summer Blast, publicó un post que decía lo siguiente: “Fanático olvide el tema de las asistencias en los eventos, deje ese debate a un lado. Después de todo, ¿Ustedes van a un evento para ver la acción o para ver la asistencia?”

¿Por qué alguien en los medios quiere que no nos preocupemos por la asistencia? ¿Hay algo más que no estamos viendo? ¿O verdaderamente es un tema que no debe ser discutido? ¿Tan malo fue decir que los eventos previos fueron éxitos totales?

Una mirada más cercana al contexto en donde se publicó el mensaje nos dará la razón por la cual la escena Boricua es tan reacia a compartir o revelar sus asistencias.

Los números cuentan otra historia

Para ya debes saber que WWL es la empresa número uno en Puerto Rico. Es innegable, su producto es fresco en términos de calidad de lucha y quien está arriba, y en el 2018 han promediado en asistencia 455 fanáticos por show.

Hasta ahí todo bien… ¿Verdad?

No del tanto.

WWL comenzó fuerte con Juicio Final, siendo el primero de las tres empresas en llenar la cancha con sobre 300 fanáticos, luego en Golpe de Estado, hicieron el primer y único sold-out del 2018 con más de 800 fanáticos, pero, en Summer Blast el cuento fue otro.

En Summer Blast, apenas lograron la cifra de 250 fanáticos, mostrando el descontento de los fanáticos de seguir con el feudo de IWA regresando y la pobre promoción que hubo para el show (WWL habría cambiado de local para dicho show). Este, fue el show en donde nuestro amigo Michael Ángelo alegó que no deberíamos preocuparnos por la asistencia, porque el fanático no iba a ver eso.

Image result for WWL Summer Blast

El fanático no va a ver eso, pero, la asistencia en sí refleja otra historia, de cómo la fanaticada se estaba comportando a WWL. Nadie aprobó el regreso de Huracán Castillo Jr. a la empresa, fue una movida que solo haría WWC, pero al parecer, WWL esperaba que, por ser ellos, la movida iba ser buena. Fanáticos y defensores de esta causa argumentaran muchas excusas sobre el porqué de la baja asistencia, francamente, algunas son válidas, otras no.

Si, es claro que WWL no contaba con sus pegadores grandes, Mecha Wolf, Mike Mendoza, Angel Fashion y el mismo Nazareno. Además, el cambio a un lugar nuevo y con poco tiempo pudo haber disrumpido el flujo de fanáticos, pero, si tenemos memoria de largo plazo y una buena recuperación de esta – como diríamos en el campo de las neurociencias – los hechos y los números cuentan otra historia.

El año pasado, justo luego de su tan aclamado evento, Golpe de Estado 2017, WWL se presentó en territorio nuevo para ellos, el Pedrín Zorrilla. La empresa no contaba con los dos talentos caliente que cerraron el show y habrían saltado de WWC, Angel Fashion y Mike Mendoza. ¿Suena familiar? Ese show, logró al menos 400 fanáticos – 440 según algunas fuentes -, esto, representó una caída de 53 por ciento para la empresa en aquel entonces. La caída de Golpe de Estado a Summer Blast este año fue de al menos un 71 por ciento.

La asistencia aquí, en ambos años, mostró un cambio particular. La empresa tuvo casi la misma secuencia. ¿Qué ocurrió? Simple, los fanáticos salieron más contento de GDE 2017 que GDE 2018*. No es que la gente esperaba que la IWA volviera – aunque eso fue parte de la magia – es que la lucha del evento estelar verdaderamente fue un desastre. Si no tuviéramos esas cifras, creerías todos los cuentos de fantasía que otros medios y fanáticos te han querido convencer.

*GDE es abreviatura para Golpe de Estado

 

La asistencia asociada a la calidad

Ahora bien, desciframos porque algunos quieren bloquear el conocimiento de las asistencias, estas cuentan le verdadera historia y destruyen la narrativa que alguna empresa tenga sobre su producto, además, muestra si la fanaticada está a gusto con ese producto. Lo próximo que debemos explorar es el poder de la asistencia en las canchas.

Por muchos años, la frase favorita de muchos ha sido “vayan a las canchas”. Cuando lo dicen, suena como un clamor para que el fanático apoye lo de aquí, lo de Puerto Rico, pero, bien al fondo, la frase suplica que seamos ciego de lo que observamos y seamos fanáticos sin pensamiento crítico.

En la escala mundial, donde el Reino Unido, luego de una época oscura en los 90s, ahora tiene una de las escenas luchísticas más saludables, donde Japón rejuvenece con nuevas estrellas y donde los mismo Estados Unidos ya no es dominado por solo una mega empresa, Puerto Rico cae bien bajo como uno de los peores territorios en el mundo de la lucha libre.

Algunos medios no quieren verlo así, sueltan notas como, “Puerto Rico es la Universidad” o “tenemos la mejor fanaticada”. La realidad, este otra…

No es que tengamos una mala fanaticada, este que tenemos una fanaticada evolucionada, que, no le agrada que se le falte el respeto fácilmente. La nueva fanaticada quiere calidad de lucha, no historias viejas, ni muchos menos veteranos en el evento estelar.

Image result for NPWA Puerto Rico Roxxy

En este verano, empresas como NEW, NPWA, OILL, y otras, te harían creer que estamos en un nuevo aire de superación donde la lucha libre está creciendo. La historia, no podría ser otra. La escena se encuentra en un ciclo estancado, donde las historias son la mismas con otros nombres y los luchadores son promedio como mucho. No estoy negando que no hay talentos prometedores, como Roxxy, El Gentil, Manú de CWS, pero, al lado de lo que se hace en el mundo, es minúsculo lo que hacemos.

La asistencia en las canchas en parte, cuentan la verdadera historia de estas empresas. De haber una escena “creciente”, el tope no sería 150 personas con la taquilla a $5. No, sería al menos a 10 dólares 250 a 300 en al menos tres empresas. Pero, como habríamos explicado, la burbuja degradable que arropa a la isla y los medios que buscan compensación propia, te dirán que estás mal y que debes ir a las canchas. La asistencia, es aprueba de cuentos fantasiosos de los promotores que juran tener el mejor y más prometedor producto en Puerto Rico.

Una práctica común en muchos territorios menos… en Puerto Rico

¿Sabías que Japón siempre publica sus asistencias? ¿Has visto la calidad de sus luchas bajar? ¿Has visto a los japoneses tirándole la culpa a otros medios por su mala calidad?

Lo más seguro no.

En Japón, puedes ver la asistencia de sus shows diariamente. En Estados Unidos, Europa y hasta México, solo tienes que ver bisemanalmente el Wrestling Observer – el diario que todos citan, pero nunca abren verdaderamente – para conocer cómo va el mundo de la lucha libre.

En los 70s y 80s, ni la asistencia se pedía, porque el promotor fácilmente podía inflar los números, como es el caso actual de AAA y Dragon Gate. Antes, se pedía el gate – taquillas vendidas –, incluso, los luchadores preguntaban porque sabrían cuánto sería pagados según fue el lleno en la arena.

En Puerto Rico, se mantiene en secreto por miedo de presentar el continuo mal estado de nuestra escena. No es que al fanático no le incumba, es que el promotor sabe lo mal que le ha ido. La asistencia ha bajado tanto, que, ha hecho imposible traer estrellas de exterior con regularidad, porque la misma venta de taquillas no cubrirían la pérdida. Solo empresas como CWA y WWL han sabido manejar esto y por eso lo pueden hacer, pero incluso WWC ha tenido sus pérdidas debido a las asistencias que ellos mismo no quieren reportar.

En conclusión

Para finalizar, la asistencia no es un mal que si llega a las manos del fanático destruirá la lucha libre boricua. Para nada, al único que destruye es el que promete calidad y termina decepcionando al fanático cuando va a las canchas.

La asistencia es un seguro de calidad, que sí le incumbe al fanático, porque ahora mismo, los del área oeste pueden ser prometidos algo por una empresa, cuando en realidad, en el área metro, sus números cuentan otra historia. La asistencia es un recurso pertinente, que mide el verdadero éxito que muchos exhiben, pero en realidad no ostentan.

Por mucho tiempo quise escribir esta columna, porque, nuevamente, los medios irresponsables, solo buscan estar en la esquina del ring tirando fotos y no reportar la verdad de lo que sucede en nuestra deteriorada escena. Tomo como ofensa el querer ahora regular que se reporta sobre la asistencia, porque estos son los mismo que en comunicado de prensa reportaran que la empresa de Lucha Libre de fulano es el número uno.

Pero, si hay cinco empresas que dicen ser el número uno. ¿Cómo podemos saber quién es la verdadera?

Como dijo un entrevistador en las redes refiriéndose a la popular frase de Sr.C: “Ahí se las dejo”.

 

Nota del autor: Esta es una columna irregular, que con mis vacaciones pude terminar. No he regresado a Impacto Estelar, pero que como dije anteriormente, es mi primer hogar. Continúo escribiendo noticias de lo que pasa en la lucha libre en Puerto Rico, el Caribe y en Latino América en el portal LastWordOnProWrestling.com. Recuerden que me pueden encontrar en twitter como @LWOSemmanuel o en mi email emmanuelfr15@gmail.com.

Emmanuel Figueroa

Emmanuel Figueroa Rosado es un escritor con 5 años de experiencia y colabora con Impacto Estelar en artículos relacionados a la lucha libre boricua. Previamente era el encargado de Lucha Libre en Latinoamérica y el Caribe para Last Word on Pro Wrestling y colaboró con Dave Meltzer en la información de Puerto Rico para el semanario, The Wrestling Observer. También escribe para otros portales como LWOS Life Magazine, Lessons in History y Dialogue& Discourse.

http://impactoestelar.com