La Liga Tommy Diablo

Preocupante el Silencio de La Liga Wrestling Durante la Pandemia

Articulo

Era para esta misma fecha que la antes World Wrestling League (WWL) estaba en la cima de la Lucha Libre en Puerto Rico. El World Wrestling Council (WWC) pasaba todavía por una fase de transición con los primos Colón, mientras que IWA PR poco a poco se desvanecía en su gira de nostalgia. WWL tenía el mejor talento local, más, indudablemente, la mejor calidad de lucha. La empresa estaba haciendo ganancias o al menos, recuperando sus gasto por evento. El 2019, como el 2018, fue de La Liga.

El 2020 venía con los mismo aires de éxito que WWL había logrado sobreponer. No importa cuantos nuevos proyectos surgieran de sus rivales, la WWL seguía siendo el punto de referencia para los fanáticos que querían ver una lucha ajustada a los tiempos modernos. Sin embargo, el 2020 no ha sido el año de La Liga.

Primero, cambiaron su nombre – lo cual, todo el mundo estaba de acuerdo se tenía que hacer – y debutaron una nueva arena en la zona metropolitana. Todos estos cambios en la superficie se mostraban de índole innovador, dado a que La Liga quería moverse al futuro y ajustarse a los tiempos. Ya habrían probado su suerte con el iPPV, lo cual fue un éxito para ellos.El cambio de La Liga hasta el momento, se puede catalogar con resultados mixtos. Lo positivo fue la imagen moderna que trajo la nueva arena. Indudablemente, las pantallas en alta definición y un centro de sonido que se pudiera escuchar hizo milagros comparado al micrófono de cantina que el fanático puertorriqueño está acostumbrado a escuchar.

Lo negativo, claro está, fue lo que ocurrió dentro del ring. La primera señal de que el 2020 sería turbulento para La Liga fue el tira y jala entre ellos y la facción de Puro Mucho; los vimos en una función y ya para el 2020 desaparecieron – solo una parte regresando en el segundo evento del 2020 . Otra señal fue la incoherente respuesta ante diferentes cambios en sus títulos. En el ya notorio feudo de Invader y Bronco, le dieron los campeonatos en parejas a Thunder & Lightning, quitándoselos LAX. Sin embargo, T & L hizieron una salida temprana de la empresa luego del famoso feudo (volvieron para perderlos antes los Primos Meléndez). Luego fue el fiasco de Justin Dynamite, en donde éste último quería trabajar en IWA PR y WWL a la vez. Cuando la gerencia no pudo llegar a un acuerdo, éste usó la excusa de que “trabaja los domingos” para dejar vacante el título.

Finalmente, fue el enredo por el campeonato peso completo de la WWL. Mendoza tuvo un reinado horrible, lleno de intervenciones. Pero, el de Fashion fue más anti-climático. Fashion no demostró conexión como campeón, lo cual era un problema cuando consideras que hay que pagar un pasaje por éste. Cuando llegó el evento de febrero de La Liga, Mendoza era la única decisión lógica. Incluso, la fanaticada lo apoyó, pero de inmediato una caótica decisión de tener a Star Roger como rudo y campeón de La Liga lo cambió todo. Ahora bien, Roger logró finalmente ser la cara de la Liga, luego de años de ser ignorado por ellos o WWC. Sin embargo, esto no creó una reacción arrolladora para el título.

Todo esto que he escrito son los pormenores negativos, el verdadero problema llega de la mano de nuevas facciones rudas que hacen sacar carcajadas de la gente. Primero, tomaron a los Primos Meléndez y le dieron el ya gastado apodo de “los Judas” (sí, lo sé, muy original…). Luego, fue el nombre de la facción de Tommy Diablo: ¿Los Rudos de Tommay Diablo? Esto parece algo superficial, una queja de otro fanático insatisfecho con lo que se ha convertido La Liga, pero, el nombre de Los Rudos muestran algo de La Liga Wrestling: su producto ha quebrado en ideas.

El show en donde se Tommy junto a sus aliados se proclamaron Los Rudos apenas pasaba de 110 fanáticos. Con un lugar tan pequeño y tantos luchadores de calidad en la carta, esto era un precuela a un desastre. Además, parecería que WWC fue directo a la yugular cuando decidieron aliarse con IWA PR, creando una atracción en el fanático que La Liga ha fallado en brindar. El estado de La Liga antes de la pandemia era brindar un buen show en marzo o sucumbir ante el golpe de WWC-IWA PR.

Uno esperaría que, con el segundo aire que ha brindado el Covid-19, La Liga se estuviese abalanzando en promocionar sus estrellas, presentar luchas de su archivo y hasta dar seguimiento a las historias por medio de entrevistas. Ni siquiera han dado un perfil a sus nuevos campeones, lo cual mucha gente ha olvidado. El Covid-19 frenó un desastre para La Liga, pero estos no han sabido aprovecharlo.

WWC está constante en sus redes, entrevistando y promocionado algunas de sus riñas. Sus gerenciales han dado cara ante entrevistas e incluso artículos que se escriben acerca de la empresa. La propia CWA ha trabajado en al menos presentar su róster y brindar actualizaciones. ¿La Liga? Ni siquiera hemos visto una trasmisión en vivo de alguna lucha buena. Solo han promovido alguna mercancia de sus luchadores y si no fuera por Westside Mafia y Rodrigo García en otros lugares más prominentes, nadie sabría que le quedan luchadores.

El estado de La Liga es preocupante porque, mientras hay empresas empujando con lo que cuentan, estos (La Liga) solo han salido a presentar que están apunto de volver. ¿Cómo la fanaticada sabrá que vuelven, si apenas se acuerdan quienes son Los Rudos o los Judas Meléndez? ¿Los fanáticos sabrán de algún feudo que tenga La Liga? ¿Del torneo que tenían en proceso? Sería una gran tragedia que, La Liga vuelva y la respuesta del fanático sea peor que la que iba ser en marzo. La Liga cuenta con muy buen talento e ideas innovadoras, pero siempre terminan improvisando y ahogándose en su desorganización. De hecho, si tienen una respuesta pobre mas tarde en el año cuando vuelvan, sería merecido, por su pobre labor en la redes.

Emmanuel Figueroa

Emmanuel Figueroa Rosado es un escritor con 5 años de experiencia y colabora con Impacto Estelar en artículos relacionados a la lucha libre boricua. Previamente era el encargado de Lucha Libre en Latinoamérica y el Caribe para Last Word on Pro Wrestling y colaboró con Dave Meltzer en la información de Puerto Rico para el semanario, The Wrestling Observer. También escribe para otros portales como LWOS Life Magazine, Lessons in History y Dialogue& Discourse.

http://impactoestelar.com