Opinión: El Desafío de CWA, Ganar Terreno Perdido

Articulo

Hace dos años, a nuestro correo de Impacto Estelar llegó una invitación inusual y curiosa por parte de la CWA. En aquel entonces, “La Empresa del Pueblo” estaba todavía batallando por surgir y habría hecho algunos movimientos que energizaron su marca. Star Roger era su campeón principal y su prospecto, Justin Dynamite, dominaba y mermaba rayos de un futuro brillante para la empresa.

La marca se preparaba hace dos años para estas fechas para su evento Desafío (2017), en Cataño. Para la promoción del evento, la empresa comprendió que se necesitaba la presencia de las páginas de lucha libre que conglomeran nuestras redes sociales. En ese entonces eran claras las seleccionadas, Super Luchas con Anthony, Contralona con Joel, Wrestling Empire con Josean e Impacto Estelar con dos muchachitos inexpertos en la dinámica (entre ellos, yo).

Los que estuvimos presente en esa conferencia vimos algo innovador y prometedor de CWA. Pese a que muchas promociones bloqueaban la presencia de medios relacionados a la lucha o tenían preferencia, CWA tendría el atrevimiento de tener de bienvenida a cualquier medio, sin distinción, aunque la fueran a criticar el producto. Comprendí ese día que CWA estaba tratando y buscaba sobresalir. Ya no quería ser la pequeña empresa de Comerio que no tenía nombre, sino una que pudiera competir o estar al lado de las grandes, en ese momento, WWC (WWL estaba todavía reorganizando su roster con la compra de Boris y Pérez).

Haciendo que los medios observaran lo que ofrecían (y directamente reportaran), brindado un reinado inolvidable y luchas de cierta calidad, CWA subió poco a poco en los rangos. Obtuvo el amor de la fanaticada online y ascendió paulatinamente. Incluso, se convirtieron en la única opción luego del Huracán María, haciendo a divas como Mighty Ursus tuvieran que trabajar con ellos y tener que nivelarse con su campeón máximo. CWA tocó puntos alto más adelante, brindando su mejor evento estelar hasta hace poco, Carístico vs. Roger y creciendo con un solo nombre en sus riendas de prospectos, Dynamite.

Era evidente que la empresa era reconocida y no una sombra luego de esa racha. Todos sabíamos quién era el heredero y que buscaba la empresa – o al menos eso creíamos. Pero, luego vino Christmas Showdown. Antes de dicha noche nefasta, la empresa habría jugado siempre por el libro y el rasgo que siempre los definió fue la paciencia. Pero, en esa notoria noche y previo a esto, la empresa tiró su código de reglas hacia afuera. Pecaron en los gastos que no devolvían, en las expectativas irracionales, en hacer tratos con personas que no buscaban el mayor interés de CWA, en no creer en su talento y mirar al lado, en sobrecargarse, en querer acaparar un terreno que no existía. Con un Centro de Convenciones sin llenar, una nómina alta y un nuevo inversionista chocando con la realidad, CWA encontró su caída en picada. 

Pese a que el próximo evento obtuvo resultados mejores, CWA cayó. Su estrella del futuro dejó vacante su campeonato, sus trabajadores leales desaparecieron, dejando solamente atrás un polvo de incertidumbre, decepción y depresión.

Desde ese entonces, CWA ha tratado de recuperarse y no parecer arrancar. La empresa ha estado nuevamente haciendo las movidas que ellos mismo saben que funcionan, pero la fanaticada todavía se siente escéptica. No es que CWA sea mala, es que el fanático no sabe que podría pasar con ellos o si serán presentados con un producto desfavorable.

La empresa presenta un producto similar al del pasado, pero, con menos altura, con la palabra “pero” rondando en toda su estructura. CWA tiene un campeón veterano con gran talento en Noel Rodríguez, “pero”, no es de la misma capacidad y popularidad que Roger. CWA está trabajando con un gran prospecto en Mike Nice, “pero”, no promete el mismo futuro que Justin Dynamite. CWA tiene una gran pareja en Niche & Lynx, “pero”, no tienen un buen rival en la promoción (establecido). 

Desafío, si alguna cosa representa todavía para CWA, es la paciencia que deben tener para volver a subir y darse cuenta en que deben desarrollar talentos y dejar atrás sus atracciones fatales con personas y luchadores no buscan lo mejor para la empresa. “La Empresa del Pueblo” se debe dar a respetar en quien tiene el campeonato, no dejar que la desesperación los haga ir con el aparente mejor postor para su marca e instalar mejor diciplina en sus talentos. CWA debe de acortar sus campeonatos, ser honestos con sus talentos y afrontar su desafío como algo serio para su supervivencia. 

Emmanuel Figueroa

Emmanuel Figueroa Rosado es un escritor con 4 años de experiencia y colabora con Impacto Estelar en artículos relacionados a la lucha libre boricua. Previamente era el encargado de Lucha Libre en Latino America y el Caribe para Last Word on Pro Wrestling y colaboraba con Dave Meltzer en la información de Puerto Rico para el semanario, Wrestling Observer Newsletter. Actualmente escribe para Last Word on Sports Life Magazine en temas relacionado con las ciencias y reseña de libro de no ficción.

http://impactoestelar.com