Mensaje para El Cuervo: No Fue Cobarde Retirarte

Puerto Rico Reflexion

Un poco más de un año ha pasado de que El Cuervo de Puerto Rico fuera agredido de manera cobarde por el luchador mejicano, Ángel o Demonio. Este último, que todavía ronda las escenas independientes de las afueras del Distrito Federal de México, logró causar una fractura “craneoencefálica” (impacto en el cráneo que afecta directamente al cerebro) cuando le aventó un bloque de cemento a la parte posterior de la cabeza del luchador puertorriqueño. Parecía que esto sería el final de la carrera del joven luchador. El Cuervo de Puerto Rico se tuvo que someter a cirugías a causa de una hemorragia intracraneal, por causa del golpe y su recuperación podía extenderse a dos años.

La vida estaba obrando a favor del Cuervo cuando este anunció hace menos de un mes que se acercaba a los cuadriláteros nuevamente. Con regresos en el ring de personas como Daniel Bryan, quien en el pasado tenían un diagnóstico oscuro por sus golpes al cerebro, el anuncio de Cuervo fue bien recibido. El las redes sociales se observaba que este iba a volver tener fechas internacionales, incluso en México (éste argumentaría que en Puerto Rico el llamado de sus servicios no tuvo ese mismo empuje).

Sin embargo, el ex campeón en parejas de WWC anunció hace unos días de que aprovecharía la segunda decisión que la vida le había ofrecido y que se estaría apartando del cuadrilátero. Nuevamente, la escena de la Lucha Libre estaba de acuerdo. Después de todo, era su salud la que se comprometía en volver a luchar. Esto podía haber cerrado con una decisión lógica, pero, misteriosamente, al siguiente día el Cuervo borra su mensaje previo y anuncia que luchará por su carrera como luchador profesional. Estas fueron las palabras utilizadas por El Cuervo:

Ayer este servidor tomó una mala decisión completamente precipitada sin darme la oportunidad de dialogar con mi equipo de trabajo, promotor y agente el Sr. Víctor Arroyo ante de lo acontecido.Una vez se hizo viral la noticia en cuestión de segundos y viendo la cantidad inmensa de comentarios positivos y de tristeza de parte de mis seguidores que tenían la esperanza de volverme a ver en un ring como se los había prometido con mi renacer, entendi que no fue correcto mi anuncio y es por eso que como hombre les pido disculpas a todos mis seguidores. Comprendo que la vida si me dio una 2da oportunidad y es para lograr mi objetivo y ejecutar lo que tanto me apasiona.

Quiero honestamente aclarar algo. A este servidor un “luchador” no lo retiro como algunos con tristeza andan expresando, siempre tome la tragedia como un stop en mi carrera, sabemos que fue completamente anti-Profesional pero, deben de entender que por especialistas certificados estoy completamente lleno de salud y fuera de algún peligro aunque el proceso ha sido muy duro y agotador. Nunca perdí la Fe y no voy a rendirme tan cobardemente, he sufrido y estoy marcado fisicamente y mentalmente pero soy un guerrero y si ustedes mis fanaticos me lo permiten, voy pa’ (sic) encima una vez más sin defraudarlos.

Dos puntos importantes resaltan de esta inmediato mensaje. En el lado benigno, Cuervo argumentó que especialistas de alta calidad médica han aprobado su condición física y que este ya no corre algún peligro legítimo. Ahora bien, ¿qué cree en realidad Cuervo que va a hacer cuando vuelva? Sí, El Cuervo está fuera de peligro si mantiene un itinerario regular con luchas básicas. Pero, todos sabemos que ese no es el estilo de Cuervo. El estilo del “el más extremo” es uno de agilidad y riesgos. Su accidente pudo haber sido por un golpe antiprofesional causado por un no-cualificado bárbaro de la deposición más baja de su clase; pero la realidad es que, ese accidente fácilmente puede ser causado por un silla a la cabeza o un movimiento aéreo mal planificado.

El segundo punto que hay que alumbrar es la insistencia de “su equipo de trabajo”. Para Cuervo y para muchos esto parecería un simple gesto de apoyo y angustia por parte de Víctor Arroyo y compañía. Para el escritor, parecería más un acto de no dejar caer un negocio que todavía aporta algo de ganancias. Si hay algo que sabemos después del suceso con Cuervo es que, las puertas de la Lucha Libre todavía están abiertas internacionalmente y que en el ala mundial, es más reconocido que antes (sí habría que dar el punto que para muchos promotores será el chico que recibió el bloque de cemento a la cabeza). Para cualquier manejador, promotor o persona que se beneficie de la carrera del Cuervo, sería alarmante observar cómo un luchador en su momento de mejor prosperidad quiera retirarse. Cuervo pensará que las palabras con luz de su equipo tienen lógica y que su decisión fue apresurada y cobarde.

El pensamiento de rendirse mientras tienes la oportunidad no es cobardía, es pensamiento lógico. Como luchador El Cuervo sabe a lo que se expone y aunque esté 100 por ciento libre médicamente, éste reconoce que el peligro de una lesión similar siempre está merodeando en la lucha libre como algún personaje de Orwell (1984 de George Orwell para los que no quieren googolearlo).

El cerebro es plástico, esto lo sabemos desde los años ochentas y noventas. Puede adaptarse a experiencias traumáticas y reorganizarse neuronalmente de ser necesario, pero eso tampoco está hecho de acero. Vivir día a día con aquel pasado traumático y no pensar en el retiro es absurdo. Uno solo tiene que reflexionar la fatal lesión de Katsuyori Shibata de New Japan Pro Wrestling, cuando brindó aquel cabezazo fatal a Kazuchika Okada en Sakura Genesis 2017. No hizo nada más Shibata ir hacia el camerino y se desploma ante sus colegas luchadores. ¿El pronóstico? Parte derecha queda paralizada por días y había amenaza de quedarse ciego (Shibata apenas hace poco trató de hacer algún regreso). En cierto sentido, El Cuervo tuvo suerte, ¿podrá correrla otra vez? Estas son cuestiones que Cuervo y su equipo de trabajo tienen que discutir de manera honesta. De no serlo así y lo peor pueda suceder, los únicos culpables serán los que rodean a esta joven promesa.

Emmanuel Figueroa

Emmanuel Figueroa Rosado es un escritor con 4 años de experiencia y colabora con Impacto Estelar en artículos relacionados a la lucha libre boricua. Previamente era el encargado de Lucha Libre en Latino America y el Caribe para Last Word on Pro Wrestling y colaboraba con Dave Meltzer en la información de Puerto Rico para el semanario, Wrestling Observer Newsletter. Actualmente escribe para Last Word on Sports Life Magazine en temas relacionado con las ciencias y reseña de libro de no ficción.

http://impactoestelar.com