Likes No Hacen Estrellas

Articulo

Originalmente Escrito Por Luchafilo:

Las redes sociales si son un problema en la lucha libre, pero no por lo las razones que normalmente escuchamos por ahí. Hay dos mitos sobre las redes sociales que los luchadores repiten sin pensar: 1.“Que la gente no va a las canchas porque se conforman con los resultados por Facebook”. No es cierto, la motivación de un fanático para ir a una cancha no es el resultado de una lucha. Sino pasar un buen rato en un show de lucha libre con sus amistades o su familia. Así que si la gente no va a las canchas es porque no los han convencido de que el show es bueno y por eso solo se conforman con resultados en Facebook. 2.“Que los luchadores publican sus vidas haciéndose amigos de los fanáticos provocando que le pierdan el respeto como luchador.” Falso. Los luchadores más respetados y famosos en estos momentos a nivel mundial, también se pasan escribiendo y comentando en las redes sociales, incluso van a entrevistas en shows de internet donde hablan fuera de personaje sobre los secretos de la lucha libre.

Los tiempos cambian y la relación entre fanático y luchador es diferente, ahora el fanático tiene acceso más directo al luchador y eso no tiene por qué afectar la asistencia de los shows, al contrario, fomenta que los luchadores puedan invitar directamente a sus fanáticos a las canchas sin necesidad de aparecer en un programa de televisión. Ahora bien, el problema que si están causando las redes sociales tiene que ver más con la madurez de los luchadores que con las redes sociales como tal. El problema real es que los fanáticos utilizan las redes sociales para alabar a sus luchadores favoritos, lo cual está muy bien, pero el problema viene cuando el luchador empieza a creerse que es el prospecto más grande que tiene la lucha libre en Puerto Rico porque un puñado de fanáticos le dijeron que merecía ser campeón Universal. Es en ese momento que los luchadores, en especial los más jóvenes, empiezan a creerse más de lo que realmente son y exigen cosas de la compañía que realmente no se han ganado. Se creen que las decenas de comentarios que reciben de sus aduladores representan el sentir de miles de fanáticos que irán en manada a las canchas tan pronto le den al luchador su tan esperado “push”.

La Historia de la lucha libre ha probado que esto no es cierto. Gilbert tiene una audiencia muy vocal que siempre aboga por él, pero cuando le dan la oportunidad eso no se traduce en asistencia, también el ejemplo de Xander, que juraba que tenía un ejército de gente que lo vaquearía en contra de la WWL en su famoso “Facebook live” y luego tuvo que pedir disculpas y bajar el moco. Luchadores, enfóquense en su trabajo, no dejen que las opiniones, tanto negativas como positivas los distraigan. El trabajo de un luchador es luchar, ir al gimnasio, comer bien, practicar todas las semanas, hacer el trabajo que le dice el booker y hacer con respeto y pasión el papel que le toque sin ínfulas de superioridad y no estar pensando en lo que se merecen y lo que no.

Las redes sociales tienen mucho potencial, eso lo ha probado empresas locales como 100% Lucha y empresas internaciones como The Crash que han usado las redes sociales de manera efectiva para lograr asistencias respetables, pero la magia no existe, las redes sociales son tan solo una herramienta que no sirve de nada si no está acompañada de trabajo duro y dedicación, la lucha libre no se arreglara de un día para otro, sino que la tendremos que levantar día a día, con mucho respeto al pasado, pero entendiendo el presente, porque si no, nos quedaremos sin futuro.

AB Morales

Creador de Impacto Estelar, fanático de la lucha libre por casi 20 años, observador de mas de 20 horas por semana de lo mismo. Amador del anime y videojuegos semi-clásicos. He sido escritor sobre la lucha libre por 3 años, creando una reputación como uno de los mas honestos y confiables reporteros de la lucha libre en la isla de Puerto Rico. Por lo menos eso me dicen.