Liga Wrestling: Modernización en tiempos de nostalgia

Puerto Rico

En medio de una tarde de domingo, la entrada de una bodega en Hato Rey recibe a los fanáticos que han querido presenciar El Fin de la WWL y el comienzo de La Liga Wrestling. Lo primero que captura la atención de cualquier presente en el “warehouse” del controvertido establecimiento, 24 Marketplace, son las pantallas de alta definición que rodean a la arena. Aire fresco y acondicionado permean en la atmósfera de La Liga. El diseño de sillas, cuadrilátero y área V.I.P. son similares a las de PROGRESS Wrestling u otra empresa del Reino Unido.

Es increíble lo que una buena opción de alimentos le puede brindar a un show. En vez de las conocidas empanadillas, una variedad de pizzas, mas innumerables tipos de cervezas son las nuevas opciones del fanático. Willie Urbina finalmente puede ponerse un traje de noche sin que sude las consecuencias de una cancha sin aire acondicionado. El audio que casi siempre el fanático debe soportar para escuchar una “promo” o el nombre de una luchador, se torna claro y alto en esta nueva facilidad. La Liga Wrestling y su nueva casa en la avenida Chardón muestran ser un lugar acogedor, pese a las restricciones de las sillas.

Recientemente, mucho se ha dicho de la lucha libre en Puerto Rico. La Liga Wrestling ha tomado un plano secundario con los aires de nostalgia que rodea a la WWC y a la IWA PR. El fanático puertorriqueño, como buen soldado de memoria permanente, todavía cree que es atractivo una reunión entre una fallida y mal manejada IWA PR junto a una WWC en ascenso. Esta última (WWC), ha tenido un exitoso 2020, sin la necesidad de depender en el pasado y con experimentos curiosos, pero en su mayoría pasables (inserte a Peter John Ramos aquí). El fanático ha comentado que WWL está haciendo las cosas mal, porque: “mira a WWC e IWA PR, esa historia es interesante.” Pero como todos sabemos, este mal sigue siendo el mismo síndrome que afecta a la lucha libre boricua, la nostalgia.

Oh, la nostalgia… ¿Qué haría Savio Vega sin ella? Es increíble como el fanático ha apostado todas sus monedas a la “invasión” de IWA PR a WWC. Es con esta misma dignidad con la que apoyan dicha movida que, se atreven a criticar a La Liga Wrestling; como si no fuera esta última la que verdaderamente ha representado los parámetros de cambios y modernización; mientras IWA PR sigue nadando en el río de nostalgia que ahora ahoga dicho proyecto. Cada vez que veo a un fanático criticar la nueva imagen de la Liga Wrestling, apunto su nombre en mi mente, tarde o temprano, este se va a contradecir cuando pida arenas modernas y cambios en la lucha libre boricua.

Liga Wrestling trajo lo que siempre se ha esperado en los cambios de la luhca libre boricua. Un lugar más representativo del estado de la lucha libre en el mundo, con mejoras en la imagen, comida, talento y presentación. Sin embargo, esta es la lucha que le toca a Liga Wrestling. Ellos pueden presentar un show fresco, con talentos prometedores, pero no puede haber error de ejecución. Para el fanático boricua, que apenas sabe que es un PROGRESS Wrestling, un error significa que la nueva generación no sabe hacerlo como los de antes (e.g. Capitol Sports Promotion o la IWA PR de Víctor Quiñónez).

Sin embargo, ese mismo adefesio tiende a virarse y admirar el desastre caminante que es IWA PR al pactar con WWC. La última ha tenido éxito, no hay duda de eso. Pero ¿IWA PR sí?

Siéntese a pensar. Esta es la compañía que prometió “Villas y Castillas” al talento de WWL; la compañía que ayudó a financiar los coqueteos de Savio Vega con la IWA PR. No tan solo Savio traiciona la confianza y el espacio que le da WWL, pero de paso, se lleva talentos y construye una empresa cuyo primer propósito es eliminar a WWL y poder competir con WWC. Luego de que eso no funciona -dado a que la nostalgia tiene límites-, este decide recibir una invitación de Ray González para poder mantener aquel proyecto nostálgico que apenas ha cumplido un año.

La imagen puede contener: 6 personas, personas de pie
Khris Díaz en La Liga Wrestling.
Foto: Amaury García

No tan solo las ideas de IWA PR han mostrado ser obsoletas, pero también se ha demostrado que la nostalgia poco a poco destruye compañías. WWC lo estaba haciendo con decisiones obvias: Rey Gonzalez como figura administrativa, luchadores jóvenes, pero probados y una imagen renovada. Traer a IWA PR es aprovecharse de los desastres de la empresa de Savio para aumentar su alcance y dominio en la escena puertorriqueña. Este movimiento es una movida maestra, pero de parte de WWC.

Los primos Colón saben que el efecto IWA PR desvanecerá en meses. Después de haber usado y abusado de la imagen demacrada de IWA PR, la WWC busca finalmente la supremacía que perdió previo al 2020. Sin embargo, esto se hará a costillas del progreso. La Liga Wrestling deberá no perder la fe en estos próximos meses. Se tornará difícil combatir el factor nostalgia, mas la buena administración de WWC.

La nostalgia se desvanecerá, pero la modernización no. La Liga Wrestling tiene en sus manos la responsabilidad de seguir creando nuevas estrellas, como es el caso de Mark Davidson, mas una nueva visión de como se debe hacer lucha libre en Puerto Rico. Solo con La Liga Wrestling continuando es que, el fanático puertorriqueño entenderá que llenar canchas de 5,000 personas de manera regular con las estrellas de antes ya no es posible.

Emmanuel Figueroa

Emmanuel Figueroa Rosado es un escritor con 5 años de experiencia y colabora con Impacto Estelar en artículos relacionados a la lucha libre boricua. Previamente era el encargado de Lucha Libre en Latinoamérica y el Caribe para Last Word on Pro Wrestling y colaboró con Dave Meltzer en la información de Puerto Rico para el semanario, The Wrestling Observer. También escribe para otros portales como LWOS Life Magazine, Lessons in History y Dialogue& Discourse.

http://impactoestelar.com