v3ypnlde8wh61 La Segunda Generacion De Estelares Feminas En WWE

La Segunda Generacion De Estelares Feminas En WWE

Articulo

Teníamos los dedos cruzados luego del Royal Rumble y entrando a Wrestlemania pero WWE lo hizo. Rhea Ripley y Bianca Belair se consagraron como las dos nuevas Campeonas Femeninas de ambas marcas. ¿Sera el comienzo de una segunda generaciones de superestrellas femeninas en la WWE?

En el verano del 2015, la WWE comenzó su tan amada “Revolución Femenina”. Donde decidieron tratar a las mujeres como estrellas reales en vez de básicamente ser el “Poder De La Semana” dentro de la WWE como lo habían sido por tanto tiempo. En Wrestlemania 32 oficialmente descartaron el termino “Divas” para referirse a sus mujeres y abandonaron el Campeonato del mismo nombre a favor del Campeonato Femenino WWE (ahora el de Raw) y diseñarlo similar al Campeonato WWE para simbolizar el cambio filosófico dentro de la empresa. Aunque algunos aspectos del manejo con las mujeres era…… peculiar, no cabe duda que lograron elevar las luchadoras a un nivel cercano a los masculinos.

Charlotte Flair, Bayley, Becky Lynch y Sasha Banks son conocidas como la “4 Horsewomen” en la empresa porque fueron las 4 luchadoras mas destacadas por sus excelentes luchas en NXT y logrando ascender sus esfuerzos a Raw y Smackdown. Entre las cuatro, han logrado traer nuevos Campeonatos, competir en luchas que previamente eran exclusivos a los hombres, estelarizar eventos y por supuesto, estelarizar Wrestlemania.

Aunque hemos visto muchas otras luchadora ascender a similares niveles, a parte de Asuka y Ronda Rousey, ninguna a parte de esas cuatro han sido presentadas con el mismo nivel de reverencia y estrellato. Pero esta ruta a Wrestlemania ha hecho algo muy claro: Necesitan nuevas caras. Con Becky Lynch fuera por maternidad, Ronda fuera por sus propias razones y WWE extrañamente diagnosticando a Charlotte como “embarazada” más COVID-19 y Bayley simplemente fuera por ninguna razón de la cartelera, la falta de estrellas féminas era evidente.

El final del Royal Rumble puso en alto a Rhea Ripley y la ganadora de la lucha, Bianca Belair. Ambas nuevas estrellas a la escena. Distintas a como previas mujeres subiendo de NXT fueron presentadas, WWE claramente puso a estas dos por encima de todo su roster femenino en el Royal Rumble, luego poniendo a ambas como las luchas principales de Wrestlemania contra dos Campeonas muy protegidas en Asuka y Sasha Banks. En el caso de Banks y Bianca, ellas cerraron un Wrestlemania. Solo la segunda vez que Wrestlemania es estelarizada por mujeres. La primera vez que es una lucha mano a mano tradicional. Y más aun, la primera vez que dos personas, no solo mujeres, trigueñas, cierran el evento magno.

Ambas victorias de Bianca Belair fueron muy emotivas y claramente con el resultado en Wrestlemania, es claro que Bianca a tocado un botón emotivo que muy pocas han podido en la WWE y ganándose el publico luego de un excelente combate. Rhea es un caso mas sutil saliendo de Wrestlemania. Pero observando el trayecto de ella en NXT, ella tenia todo potencial de ser una enorme estrella. El año pasado ella podía ser llamada la segunda estrella femenina mas grande en la WWE detrás de Becky Lynch, previo a perder el titulo ante Charlotte y pasar a una bizarra racha de derrotas. Ella todavía tiene una muy fuerte presencia y se vio de nuevo contra Asuka, luego destronandola.

WWE tiene una oportunidad con estas dos. De no depender de esa “magia” de las ‘4 Horsewomen’ a 7 años de este cambio. No es decir que hay que abandonar a Charlotte, Bayley, Sasha, Becky, Asuka y si de verdad regresa, Ronda. Pero es hora de añadir nuevas caras. Nuevas estrellas. Y de verdad tratarlas como estrellas. No simplemente el nuevo sabor del mes para mal usar o descartar después de un tiempo como ha pasado con Shayna Baszler u otras graduadas de NXT.

AB Morales

Creador de Impacto Estelar, fanático de la lucha libre por casi 20 años, observador de mas de 20 horas por semana de lo mismo. Amador del anime y videojuegos semi-clásicos. He sido escritor sobre la lucha libre por 3 años, creando una reputación como uno de los mas honestos y confiables reporteros de la lucha libre en la isla de Puerto Rico. Por lo menos eso me dicen.