El Problema con Justin Dynamite

Puerto Rico Reflexion

No ha pasado el mes de enero y ya tenemos deserción y cancelaciones de shows. Lo último es algo que queda a la discreción del promotor, dado a las circunstancias de los temblores del área. Sin embargo, lo que no queda a discreción es lo que ha realizado Justin Dynamite en los últimos dos años.

En enero de 2019, Dynamite era el Campeón Completo de la CWA. Era el resultado de su larga rivalidad con Star Roger, habiendo culminando en un Christmas Showdown con su coronación. No pasó una temporada y se anunciaba que Dynamite había abandonado la empresa, dejando vacante el título máximo que hoy ostenta El Cuervo de Puerto Rico.

Adelantado al otoño del 2019, vemos a nuestro Justin Dynamite teniendo una lucha épica de sillas, mesas y escaleras para su “nueva casa”, la WWL. En una rivalidad que encantó a la fanaticada y que cubrió dos iPPVs, Dynamite logra vencer a la estrella naciente de World Wrestling League, Mark Davidson. La coronación fue perfecta, con una lucha épica, dejando sin aliento a los presentes de Caguas, Puerto Rico.

Nuevamente, comenzamos un año (2020) y la figura de este escrito se va de la empresa, sin perder el campeonato y en el proceso, dejándolo vacante. ¿Qué está ocurriendo aquí? ¿Por qué estas conductas de un joven tan talentoso?

En los días recientes, Justin ha publicado sobre una empresa menos conocida, Revolution Wrestling Alliance.(RWA). La empresa no tiene nada en especial, pero si brinda una pista de Justin Dynamite; la empresa es “dirigida” por Edwin García. ¿Qué tiene que ver esto con sus últimas dos salidas? Mucho en realidad.

En el 2019 cuando Justin Dynamite abruptamente abandona CWA, la razón principal recae en su amistad con Edwin García. Para los que tiene corta memoria, García (David Estilo) era uno de los que manejaba la CWA y en algún punto booker. Justin y Edwin mantienen una buena amistad, lo cual hizo que, cuanto el último saliera de la empresa, Justin lo siguiera. (Lo que han indicado personas cercanas a esa situación es que después de Christmas Showdown, la empresa rompió con García.) CWA fue lo suficientemente amable para no delatar la conducta irresponsable de Justin, porque al final del día, la salida de este era lo último de sus preocupaciones (de CWA) y porque el joven había aportado tanto a la empresa.

Image result for Justin Dynamite Edwin García

Ahora en el 2020, nos encontramos en la misma situación. La salida de Justin Dynamite de WWL no ha sido explicada por la empresa. La salida no ha sido explicada por él mismo. Pero, una fuente cercana a la situación hace algunos días sí indicó lo siguiente: “simplemente no coge el teléfono… no sabemos nada”. Dynamite no tan solo se fue sin aviso, pero deja por segunda vez en su carrera un campeonato sin defender y vacante.

El problema nuevamente, no es que Dynamite se vaya, sino cómo se va. No hay razón por la cual Justin tenga que abandonar la empresa, sin antes llegar un acuerdo con la empresa y perder el título. El proceso de no brindar razones y dejar estancado a dos empresas que invirtieron tanto y le dieron una gran confianza, dice mucho de las aspiraciones del joven Justin.

Si bien es joven, estas revelaciones – abandonar a CWA por una amistad luego de la inversión de la empresa e irse sin razones y contestar llamada – crea una figura alarmante del prospecto. La mejor habilidad luchística de la nueva generación no puede sustituir la desconfianza que ha creado “el futuro” en la Lucha Libre. Hay quienes que defenderán a Justin Dynamite. Nada de malo en eso. Pero, estos paladines del nuevo talento deberán pensar cuantas veces podrán tolerar la misma conducta.

La actitud de Justin Dynamite se puede resumir como: irresponsable, mal informada e inmadura. Un luchador que surgió con mayor rapidez que el propio Mark Davidson, Angel Fashion y Mike Mendoza en WWL, se le brinda un ascenso inmediato. ¿Cómo este les paga? ¡Pues que mejor manera que yéndose a la competencia para competir por el mismo nivel de campeonato que ostentaba en la WWL! El caso de IWA PR mostró le nivel de inmadurez que ha trabajado por la mente de este errático prospecto. No tan solo Justin pudo haber quemado su puente con WWL en haber tenido una actitud tan nefasta, pero IWA PR canceló el show en donde este retaba a Electro por el Campeonato Intercontinental. Quedándose sin la soga y sin la cabra en el proceso.

Promotores tomarán con buena cara o no, este escrito. Los fanáticos deciden si quieren o no perdonar “al futuro”. El propio Justin meditará si así querrá continuar su joven carrera. Un factor queda claro, no se le puede seguir perdonando estas decisiones a Justin porque simplemente sea mejor luchador que otros talentos. Ningún luchador es más importante que la Lucha Libre en general. Así que, le pregunto al lector: ¿Esto es lo que vamos aceptar de ahora en adelante de parte de Justin Dynamite?

Emmanuel Figueroa

Emmanuel Figueroa Rosado es un escritor con 5 años de experiencia y colabora con Impacto Estelar en artículos relacionados a la lucha libre boricua. Previamente era el encargado de Lucha Libre en Latinoamérica y el Caribe para Last Word on Pro Wrestling y colaboró con Dave Meltzer en la información de Puerto Rico para el semanario, The Wrestling Observer. También escribe para otros portales como LWOS Life Magazine, Lessons in History y Dialogue& Discourse.

http://impactoestelar.com