Ayako Hamada Sentenciada A Año En Prisión

Noticia

Ayako Hamada (nombre de pila Ayako Valentina Hamada Villarreal, 37) la ex-Campeona en Parejas de las Knockouts TNA y ex-Campeona Reina De Reinas AAA fue arrestada el pasado 14 de Mayo bajo sospecha de uso de drogas en su hogar en Tokyo, Japón. El arresto resulto en la luchadora de segunda generación siendo despedida de la empresa femenina Japonesa Pro Wrestling WAVE donde se anuncio públicamente lo que paso.

El día de hoy, Hamada fue condenada a un año de prisión y 6 meses de servicio comunitario por el uso de estimulantes en su hogar en Adachi-ku, Tokyo. Bajo los efectos de droga, Ayako Hamada hizo llamadas preocupantes e incoherentes cuales causaron que se llamara las autoridades para ver que pasaba.

Hamada comento sobre su situación, indicando lo siguiente:

“Estaba preocupada sobre mi relación con mi familia y lesiones, las use, me arrepiento”

Ayako Hamada es la hija menor del luchador legendario Japones Gran Hamada y hermana menor de Xochtil Hamada. La familia original de Japón, el patriarca Gran Hamada emigro a Mexico para trabajar en el país y adopto el estilo Mexicano, convirtiéndose en una leyenda de la lucha libre por traer el estilo a Japón. Ambas hijas son de parentesco Mexicano y Japones.

======

Se le desea una pronta recuperación y rehabilitación a Ayako Hamada. Ella ha mostrado ser una de las luchadoras mas talentosas del mundo con cortas pero fuertes corridas para TNA y AAA. Tristemente, para su tiempo en esas empresas ella no fue usada a lo mejor de sus habilidades.

El uso de drogas siempre es algo serio. Espero que ella aprenda de esto y pueda recuperar al igual que le sirva de ejemplo a otros.

AB Morales

Creador de Impacto Estelar, fanático de la lucha libre por casi 20 años, observador de mas de 20 horas por semana de lo mismo. Amador del anime y videojuegos semi-clásicos. He sido escritor sobre la lucha libre por 3 años, creando una reputación como uno de los mas honestos y confiables reporteros de la lucha libre en la isla de Puerto Rico. Por lo menos eso me dicen.